NOVEDADES
Dispositivos IQOS 3 Multi azul claro y IQOS 3 blanco y cobre

¿Cómo funciona la tecnología heat-not-burn?

Aunque la idea de calentar el tabaco en lugar de quemarlo existe desde hace más de dos décadas, se han necesitado muchos años de investigación y desarrollo científico para crear un producto heat-not-burn (que calienta el tabaco sin producir combustión). Más de 7,3 millones de usuarios han optado por cambiar de los cigarrillos tradicionales a esta nueva alternativa: el tabaco para calentar a través del dispositivo IQOS.

En el interior de IQOS existe una sofisticada tecnología que calienta las unidades de tabaco que han sido especialmente diseñadas para ello. El dispositivo IQOS calienta el tabaco al nivel preciso para generar un vapor de tabaco, que contiene nicotina, pero sin llegar a quemarlo.

La clave es la siguiente: el tabaco en un cigarrillo tradicional se quema a una temperatura que alcanza los 800º C y, por consiguiente, genera humo. Pero IQOS calienta el tabaco a una temperatura mucho menos elevada, hasta un máximo de 350º C, sin combustión, sin fuego, sin ceniza ni humo.

¿Qué contiene? IQOS produce un vapor de tabaco – no humo – que contiene nicotina, se disipa más rápido que el humo del cigarrillo y que lo convierte así en un producto libre de humo con muchas otras ventajas en comparación a los cigarrillos tradicionales:

 

  1. No hay combustión: A diferencia de los cigarrillos, dado que no hay una punta encendida, con IQOS no hay riesgo de quemar a las personas de tu alrededor, ni a mascotas, ropa o muebles.
  2. No hay humo: A diferencia de los cigarrillos tradicionales, IQOS no quema el tabaco y, por lo tanto, no produce humo.
  3. No hay ceniza: Al no generar combustión, IQOS no produce ceniza.
  4. Menos olor: IQOS deja un olor menos persistente en manos, pelo y ropa que los cigarrillos.

 

Este producto no está exento de riesgo y está dirigido únicamente a adultos.