NOVEDADES
Mano de mujer con IQOS 3 azul con cabezal plateado en la mano

¿Puede IQOS ayudarte a dejar de fumar?

Son muchas las razones por las que los fumadores buscan métodos para dejar de fumar, desde aspectos relacionados con la higiene y la estética personal – manchas en los dientes y en los dedos – hasta razones relacionadas con la aceptación social – el olor a cigarrillo en la ropa, el pelo, aliento o el humo que puede molestar a las personas que se encuentran a su alrededor.

La mejor elección es dejar de consumir tabaco y nicotina por completo, es por ello que existen multitud de productos y métodos para ayudar a la gente a dejar de fumar, como por ejemplo los parches y chicles de nicotina que se pueden encontrar en los establecimientos farmacéuticos.

IQOS no forma parte de este tipo de productos, ya que no está diseñado para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco por la simple razón de que es un dispositivo que utiliza unidades de tabaco para calentar que contienen nicotina, una sustancia adictiva y de que su uso no está exento de riesgo.

Sin embargo, sí que se puede considerar IQOS una mejor alternativa a los cigarrillos tradicionales, y una mejor opción que continuar fumando debido a las ventajas que ofrece. Es importante tener claro que IQOS es un dispositivo destinado únicamente a fumadores adultos que, de otra forma, continuarían consumiendo productos del tabaco o utilizando productos con nicotina, pero que, si cambian completamente a IQOS, pueden mejorar su día a día, gracias a un dispositivo sin humo, sin ceniza y que no produce olor a cigarrillo.

¿Puede IQOS sustituir a los cigarrillos tradicionales?

Sí, IQOS puede sustituir a los cigarrillos tradicionales ya que es una mejor alternativa para aquellas personas [1] que quieren dejar atrás muchos de los inconvenientes de los cigarrillos tradicionales como el humo, la ceniza o el olor a cigarrillo.

Es muy importante saber que para poder obtener todas las ventajas que ofrece IQOS y su sistema de calentamiento, el cambio ha de ser definitivo y abandonar por completo los cigarrillos tradicionales.

¿Puede IQOS proporcionarte los mismos beneficios que dejar de fumar?

El uso de IQOS no podrá proporcionar todas las ventajas asociadas a dejar de fumar ya que no está exento de riesgo, pero sí puede ofrecerte ventajas con respecto a los cigarrillos tradicionales gracias a su exclusiva y avanzada tecnología HeatControl™. Este innovador sistema no quema el tabaco, sino que lo calienta a una temperatura controlada de hasta 350º, gracias a una lámina de calentamiento que se encuentra en el interior del dispositivo y controla la temperatura.

A simple vista calentar o quemar el tabaco puede parecer un detalle sin importancia, pero en realidad, es la clave de todo. Al no quemar el tabaco, IQOS no genera humo, en su lugar produce un vapor de tabaco que se disipa más rápidamente que el humo de los cigarrillos tradicionales y es mucho menos denso. Además, IQOS no produce ceniza y, a diferencia de los cigarrillos, dado que no hay una punta encendida, no hay riesgo de quemar a las personas de tu alrededor, ni a mascotas, ropa o muebles.

El hecho de no producir humo, ni ceniza hace que IQOS sea un dispositivo más limpio que los cigarrillos tradicionales, y por lo tanto, más cómodo para el usuario y la gente que está a su alrededor.

Prueba IQOS

Si no estás seguro de querer realizar el cambio definitivo, tienes la posibilidad de experimentar en primera persona las ventajas de IQOS a través del préstamo gratuito. Por ello IQOS pone a tu disposición el servicio de prueba gratis porque cambiar a IQOS siempre es más fácil de la mano de uno de nuestros expertos.

Entra en la página web en la sección PRUEBA y rellena el formulario, uno de nuestros embajadores se pondrá en contacto contigo, te entregará el producto y te explicará todas sus ventajas personalmente.

 

[1] Información importante: IQOS no está exento de riesgo, no está dirigido a no fumadores, ni a menores y otras personas vulnerables (embarazadas o mujeres en período de lactancia, diabéticos y personas con problemas del corazón o hipertensión arterial severa).