NOVEDADES
Persona leyendo una revista con cargador IQOS 3 en la mano

IQOS vs cigarrillos tradicionales y cigarrillos electrónicos: ¿cuál es la diferencia?

Actualmente hay una gran cantidad de alternativas a los cigarrillos para fumadores adultos., Sin embargo, no siempre quedan completamente claras las diferencias entre ellas, ni todo el mundo comprende el uso y la finalidad de dichas alternativas. Por eso, a continuación, te explicamos la diferencia entre la forma tradicional de consumir tabaco y IQOS, una mejor alternativa a los cigarrillos tradicionales.

¿Qué diferencia hay entre IQOS y los cigarrillos tradicionales?

La diferencia principal entre el uso de IQOS y el consumo del cigarrillo tradicional está en la combustión. Cuando se enciende un cigarrillo se genera combustión, en la que el tabaco alcanza una temperatura de más de 800°C, lo cual produce humo y ceniza.

Sin embargo, en el caso de IQOS, el tabaco no se quema, sino que se calienta. Gracias a la tecnología HeatControl™, el tabaco se calienta a una temperatura óptima de hasta 350°C, evitando que el tabaco se queme.

Esto permite que IQOS reemplace el molesto humo de cigarrillo y su olor por un vapor de tabaco que se disipa más rápidamente que el humo del cigarrillo. A su vez, deja menos olor en muebles y tejidos que los cigarrillos y hace que sea menos probable que molestes a las personas a tu alrededor. Además, dado que no hay una punta encendida, con IQOS no hay riesgo de quemar a las personas a tu alrededor, ni a mascotas, ropa o muebles.

¿En qué se diferencia IQOS de los cigarrillos electrónicos?

A pesar de que IQOS se compara a menudo con vapear, es un dispositivo radicalmente diferente de los cigarrillos electrónicos

IQOS no es un cigarrillo electrónico, ya que, a diferencia de este tipo de productos, no utiliza líquidos. IQOS se utiliza con unidades de tabaco para calentar especialmente diseñadas para ser usadas en este dispositivo. La tecnología HeatControl™ de IQOS controla la temperatura de la lámina de calentamiento del dispositivo, un elemento altamente sofisticado compuesto de cerámica, platino, oro y plata que evita que el tabaco se queme. En definitiva, a diferencia de los cigarrillos electrónicos (que utilizan una resistencia, batería para calentar y vaporizar una solución líquida), IQOS incorpora una innovadora tecnología para calentar unidades de tabaco real.

Dichas unidades de tabaco para calentar contienen nicotina, una sustancia adictiva presente de forma natural en la hoja de tabaco. La nicotina es adictiva y puede causar efectos secundarios similares a aquellos asociados con otros productos que contienen nicotina: aquí puedes leer información importante sobre IQOS.

IQOS no es una herramienta para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco, sino que es una mejor opción para los fumadores adultos que, de otra forma, continuarían fumando cigarrillos.

El uso y el diseño de IQOS

La avanzada tecnología HeatControl™ de IQOS hace que la duración del uso de IQOS sea muy similar a la de un cigarrillo tradicional: aproximadamente 6 minutos o 14 caladas, lo que ocurra primero.

Además, IQOS tiene un diseño fino y elegante, galardonado con premios internacionales y, sobre todo, fácil de usar, lo cual lo convierte en un dispositivo elegante y muy intuitivo,   adecuado para llevarlo y ser usado en cualquier ocasión.