MODO DE EMPLEO

¿Cómo se utiliza IQOS?

Cuando esté cargado, extrae el dispositivo del cargador de bolsillo IQOS.

Con el lado del tabaco orientado hacia abajo, introduce una unidad de tabaco en el dispositivo IQOS.

Pulsa y mantén pulsado el botón de calientamiento del dispositivo IQOS hasta que la luz verde parpadee.

Cuando la luz deje de parpadear, podrás disfrutar del tabaco para calentar durante 6 minutos o 14 caladas, aproximadamente la duración de un cigarrillo tradicional.

Cuando la luz se ponga naranja y se quede fija, quedarán 30 segundos o 2 caladas antes de que el dispositivo se apague automáticamente.

Puedes extraer entonces el cabezal del dispositivo IQOS para poder sacar la unidad de tabaco usada. Por último, introduce el dispositivo en el cargador de bolsillo.

Así estará listo la próxima vez que desees utilizarlo.

¿Cómo se carga IQOS?

El cargador de bolsillo IQOS tarda unos 90 minutos en cargarse completamente con el cargador de pared.

Aunque no es necesario que esté totalmente cargado para funcionar, cuando lo está, podrás disfrutar de 20 unidades de tabaco aproximadamente.

LIMPIEZA

¿Cómo se limpia IQOS?

Recuerda limpiar el dispositivo IQOS regularmente.

Para hacerlo, extráelo del cargador de bolsillo y separa completamente el cabezal que incorpora el dispositivo.

Introduce el cuerpo del dispositivo en el cepillo largo del limpiador IQOS hasta el fondo y realiza suaves movimientos circulares.

Introduce el cabezal del dispositivo en el cepillo corto del limpiador IQOS hasta el fondo y límpialo realizando una vez más suaves movimientos circulares.

Es posible que a veces queden restos de la unidad de tabaco en el cabezal. Para quitarlos, extrae la patilla del cepillo largo del limpiador IQOS, introdúcela en el cabezal efectuando movimientos circulares y de dentro hacia fuera.

Sacude suavemente el cabezal del dispositivo contra una superficie plana para eliminar cualquier resto de tabaco que pudiera quedar en el interior.

Lava regularmente los cepillos de limpieza IQOS con agua y déjelos al aire hasta que estén completamente secos.